Mentiras del “amor del bueno”: No idealices a tu pareja

Con todos ustedes, el último grito en ingeniería amorosa, el más novedoso consejo con que la propaganda pretende convencernos, una vez más, de que el amor funciona; lo que pasa es que nosotrxs ¡Pobres almas en desgracia! no sabemos amar: No hay que idealizar a la pareja.

¡Claro! ¡Eso es! ¿Cómo no se nos había ocurrido? ¡Rebajar las expectativas! Aceptar que nuestra pareja es una persona más, que nada la hace especial. Una gota en el océano, un grano de arena en el desierto; tan común y corriente como cualquier mortal. De esta forma, no nos decepcionaremos al descubrir, no ya sus defectos, también la realidad de que no tiene nada de especial. Pero si pensamos eso… Ya no será nuestra pareja.

Seré franca, mis estimadxs lectorxs, y no insultaré vuestra inteligencia. Pues espero que vuestras gafas moradas tengan graduación suficiente para destapar la mentira. Por definición, es imposible enamorarte de alguien sin idealizarlx. Simplemente no se puede. Para enamorarnos debemos hipnotizarnos, autoengañarnos, apartar toda la información de nuestra intuición y de nuestro sentido común para apasionarnos y sucumbir. Pero nadie puede enamorarse de lo vulgar; para subyugarnos, para sobrecogernos, el objeto amado debe ser superior al resto del mundo. De lo contrario ¿Por qué íbamos a elegir a esa persona, entonces, y no a otra? Se supone que formamos pareja con la mejor alternativa a la que hemos podido acceder (a ese acceso nada casual lo llamaremos “destino” o “suerte”). Pero tras ascenderla a la categoría de BAE (Before Anyone Else o en español, “antes que cualquiera”), para amar correctamente, bajo la promesa del amor eterno, la felicidad eterna y que la propia formación de gamos no nos haga sufrir, al mismo tiempo se nos insta a recordar que es una persona como cualquier otra.

¿Qué clase de locura es ésta? ¿Qué sistema perverso exhorta a mantener, en un caos mental neurótico, dos ideas contradictorias y excluyentes entre sí? Hazle un regalo por Navidad a esa persona “tan especial”, pero que no lo es. Emociónate con sus mensajes, pero no te entristezcas cuando no te escriba. Vive el amor como si fuese eterno, sabiendo que no lo es, para que a lo mejor dure más. Pierde la cabeza, pero con moderación ¿Se capta el absurdo? Esto no puede salir bien; la mejor forma de no perder el control, es mantenerlo racionalmente. El método perfecto para no hacer las tonterías de enamoradx es, exactamente, no enamorarse. Tratar al amor como hacemos con las drogas: Intentando que no se llegue a ellas, promoviendo el consumo cero, o al menos, que la vida de la gente esté tan repleta de otras actividades, que no quede lugar para las drogas.

Ah, pero hay gente que está de acuerdo con el amor, y con las drogas, que promueve un “consumo responsable” (que es, justamente, el mínimo posible) ¿Quiénes? Lxs que se benefician económicamente de estas actividades. Esa gente pondrá ¡Qué casualidad! La libertad como máximo valor, y nos acusará a quienes señalamos sus efectos perjudiciales, es decir, el personal sanitario y la comunidad ágama, de ser aburridxs, de desconocer cómo se disfruta de la vida, incluso de paternalismo (olvidando que la auténtica libertad se ejerce desde la información correcta y comprensible, sin coacción externa como la publicidad, y con alternativas reales).

Si te aconsejan que consumas algo con moderación, es porque su cantidad óptima es cero. Y si la buena nueva del amor es “amar serenamente” o “amar flojito”, se reconoce que el amor molesta a terceras personas. Así que enamórate, o drógate, pero sabiendo que te vuelves insoportable. Y que ninguna de esas cosas es eximente del daño que hagas a la sociedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s